Sábado, Noviembre 27BacktotheGames - Síguenos en nuestras redes sociales

Lost in Random – Reseña

Te contamos que tal nos parecio Lost in Random

Lo primero que llama la atención de Lost in Random es su apartado visual. Aunque sería fácil describirlo como “timburtonesco”, está mucho más inspirado en las obras del estudio Laika, al que debemos maravillas como Coraline o ParaNorman. Esto no se nota solo en el bizarro diseño de personajes y escenarios, sino en las texturas y movimientos que recuerdan al estilo de animación cuadro por cuadro.

Estos elementos llenan al juego de personalidad y crean un mundo que se adecúa a la perfección al cuento de hadas oscuro que pretende contar. La ley de esta tierra dice que, al cumplir 12 años, todos los niños de Azar deben arrojar el misterioso dado negro de la Reina para decidir dónde pasaran el resto de sus vidas. Esto separa a dos hermanas llamadas Par e Impar. La primera vive en la pobre ciudad Unburgo mientras la segunda es llevada a la idílica Seistopia. Por eso, Par emprende una épica aventura a lo largo de las seis ciudades de Azar para reencontrarse con su hermana y descubrir terribles secretos del pasado.

A diferencia de otros títulos de aventuras, Lost in Random no necesita un tutorial. Es un título bastante fácil de jugar, por lo que ya es un punto a favor a que cualquier tipo de usuario (casual o hardcore) disfrutará de la entrega. Con una dificultad en término medio, el usuario no tendrá problemas en pasar este juego que tiene casi 20 horas de duración para terminarlo.

Los videojuegos de cartas se han vuelto muy populares en los últimos años. No hablamos de títulos de póquer ni de Yu-Gi-Oh, sino aquellos que las mezclan con elementos de RPG como los geniales Slay the Spire. A pesar de su calidad, estos títulos pueden “espantar” a algunos jugadores por sus elementos estratégicos o sistemas por turnos. Pero Lost in Random combina las cartas de forma muy especial con la acción en tercera persona.

Los combates siempre son diferentes entre sí. Incluso si peleamos contra el mismo tipo de enemigos, tendremos que usar diferentes estrategias determinadas por las cartas y el dado. Conseguir una nueva carta —comprándosela a Manny Barajas o como recompensa por completar una misión— nos anima a descubrir cómo funciona al combinarla con otras.

Lost in Random es un mundo que parece sacado de un sueño, donde sus seis distintos sectores (cada uno representa uno de los lados de un dado) están dominados por el dado mágico de la reina que decide el futuro y la vida de los habitantes con solo rodar. Entre sus muchos pobladores se encuentra Par, nuestra protagonista, que habita con su familia el sector más pobre, Unurbio, cuyos habitantes están condenados a pasar la vida en la pobreza y su tarea es cargar basura en barcos, una tarea que nadie cuestiona pero tampoco nadie sabe su propósito.  Al cumplir los doce años, como todos los niños de Random, Impar, la hermana de nuestro personaje, debe lanzar el dado que definirá su futuro. Al hacerlo, el cuadrado roda y arroja el número seis determinando la separación de las dos hermanas y llevando a la mayor a Seisiano, supuestamente el mejor de los sectores de Random y hogar de la malvada reina. 

Un defectos que se a mencionar es que la ambientación a veces es arruinada por la constante niebla y el abuso de los tonos azul y fucsia en la iluminación. Esto es algo que también tiene Fe, el anterior juego del estudio Zoink

Brillante es el adjetivo que mejor la sienta a la banda sonora del compositor Blake Robinson que no nos dejará solos en ningún momento del juego con sus orquestas rutilantes y melodías que parecen amalgamarse a la perfección con la acción que transcurre en pantalla. Sería una injusticia que este trabajazo no ganase algún premio en algún evento de videojuegos. Por otro lado, el trabajo actoral para las voces en inglés de todos los personajes que componen la historia está a la altura del apartado musical, como así también el resto de los efectos de sonido de esta última producción de Zoink En especial, el trabajo de la voz de Dicey creo que debería destacarse por lo ingenioso y gracioso. Ya verán cuando lo jueguen. 

Un mundo mágico retratado de una manera formidable, personajes de los que no nos queremos desprender nunca, una banda sonora entrañable y una jugabilidad mágica. Para tratarse de un juego que se basa en la suerte, esta producción que le llevó cuatro años a los desarrolladores no deja nada librado al azar y se nota en el cariño de cada trazo del arte y cada nota de la música.  

Lost in Random es un juego que dará que hablar por mucho tiempo por su originalidad y su apuesta a algo diferente. No lo dejes pasar, no te vas a arrepentir. 

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook