Martes, Mayo 18BacktotheGames - Síguenos en nuestras redes sociales

La NASA estrelló una sonda en Marte porque nadie supo usar el sistema métrico

El error matemático costó la pérdida de 125 millones de dólares, reportó la NASA, que se responsabilizó del accidente.

A lo largo de la historia de la NASA se han registrado misiones fallidas, como sucedió con una sonda que pretendía llegar al planeta Marte, pero que no se logró tras no saber el sistema métrico.

Fue el 23 de septiembre de 1999 cuando una misión de la NASA pasó a la historia no por tener éxito, sino por una falla matemática, de comunicación y supervisión que le costó millones de dólares.

Con esta misión, un grupo de científicos pretendía colocar la sonda Mars Climate Orbiter en la órbita de Marte, pero por los errores matemáticos que no se supervisaron a tiempo provocó que su aterrizaje fuera un fracaso total.

De acuerdo con la NASA, hubo un error y una confusión en las fórmulas matemáticas, pues los encargados se olvidaron de hacer una conversión del sistema imperial al sistema métrico. ¿Cómo sucedió?

No es que los científicos se hayan equivocado en los cálculos, sino que el proyecto estuvo diseñado bajo dos sistemas matemáticos totalmente diferentes: el Sistema Imperial y el Sistema Internacional, también conocido como sistema matemático.

En ese entonces, la NASA comenzaba a utilizar el Sistema Internacional para diseñar sus proyectos, pues este comenzó a tener relevancia entre la comunidad científica de todo el mundo; no obstante, en Estados Unidos, algunos de los proveedores de esta organización científica seguían con el Sistema Imperial, como la empresa Lockheed Martin, que se encargó de fabricar las piezas, componentes y demás infraestructura para dicha misión de la NASA.

Ni la NASA, ni la fábrica dejaron claro el sistema matemático que utilizarían, además de que no hubo una supervisión previa al lanzamiento. Debido a esto, había errores en los cálculos que comenzaron a verse a lo largo del viaje.

Los científicos que estaban a cargo de la misión se percataron que había más errores de lo normal que les obligaba a modificar y a aumentar las operaciones para corregir los números, pero, a pesar de esto, la sonda seguía desviándose de su camino, hasta que lograron llevarla a Marte.

Su aterrizaje no fue lo que se esperaba. La sonda no llegó a una altura entre 150 km y 170 km como se estimaba, sino que entró en órbita a sólo 57 km de Marte, por lo que fue todo un caos.

Los científicos perdieron la conexión con la sonda y ya no lograron saber nada de esta, dado que se desconoce si esta entró a la atmósfera superior del planeta rojo o si se desvió para continuar con su viaje en el Sistema Solar; hasta el momento, se desconoce su paradero.

Por su parte, la NASA se apropió la responsabilidad de la misión fallida y no culpó a la empresa Lockhedd Martin por las confusiones matemáticas que hubo, pues dijo que hubo una mala gestión de la seguridad del proyecto al no verificar de forma adecuada cada paso e instrumento.

Actualmente, en algunos países se muestra una diversidad en los sistemas matemáticos que ocupan para sus investigaciones, aunque la mayoría ya se ha adaptado al Sistema Internacional para evitar que se repitan los errores de la misión Mars Climate Orbiter.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook